23 nov. 2012

Nos parecemos en que ninguno de los dos buscamos que los demás nos comprendan. En esto somos diferentes del resto de la gente. La gente se desvive buscando la comprensión de quienes les rodean. Pero yo no, y (tú), tampoco. No nos importa que los demás no nos entiendan. Pensamos que “uno” es “uno”, y los “demás” son los “demás”.
— Tokio Blues, Haruki Murakami.

No hay comentarios:

Publicar un comentario