15 nov. 2009


Te doy la bienvenida a un nuevo mundo. Es un mundo en el que tú estás a tu cargo, el lugar en el que te encargas de ti. Aquí no estás pendiente del otro para dar un paso, para decidir o para opinar sobre cualquier cosa, aquí valoras tú con tu criterio pidiendo o no ayuda a los demás pero habiendo decidio cómo empezar a pensar. Cuando te respondas quién eres, adónde vas y con quién, sabrás dónde está la puerta de este mundo y entrarás alegremente, pero sólo cuando lo hayas hecho en ese orden: primero tú, después dónde y más adelante con quién.
Cuánto más sepas de ti, más valorarás tu persona y menos dependerás de quien te rodea. Pensarás que eres el centro de las cosas que te pasan y no dejarás que, éstas o quien las causa, te manipulen. No dejarás que nadie te invada y cuidarás tus espacios, los que son sólo tuyos.
En este mundo: la vía más fácil de apreciar a los demás es apreciándote tú mismo primero, te darán el permiso de estar y de ser quien eres en lugar de esperar a que otro determine dónde has de estar, tendrás derecho a sentir lo que sientes en lugar de sentir lo que otro sentiría en tu lugar, conseguirás poder pensar lo que piensas con derecho a decirlo o callártelo dependiendo de lo que mejor te convenga, correrás los riesgos que decidas correr con la condición de pagar los precios de esos riesgos y buscarás lo que creas que necesitas del mundo en lugar de esperar que cualquier persona venga a darte el permiso de obtenerlo. No dependerás de nada ni de nadie de la misma manera que no harás depender a alguien de ti. Hola al mundo de la autodependencia. Hola a cualquiera que intente ser feliz de esta manera :)




Sólo quiero verte amanecer y que me cantes esas canciones que tanto me gustan mientras espero en el andén.

1 nov. 2009

A cualquier otra parte.



ver,
que ya no piensas en mi
que ya no crees en la gente
que tomas pastillas rosas
y te has vuelto nihilista
y sueñas con no soñar
entraria en tu luz
con una canción sencilla
tres notas y una bandera
tan blanca como el corazón
que late en tu cuerpo de niña

estaria tan lejos de ti
que ya no recuerdo el momento
en que te dije por última vez
que el cielo se estaba abriendo
y se abre bajo tus pies
y quiero que vengas conmigo
a cualquier otra parte

ver,
que no sabes decir que no
que vivo en pisos oscuros
y tengo dos mil razones
para olvidarme de todo
y no pensar mas que en tu voz
entraria en tu luz
con una canción sencilla
tres notas y una bandera
tan blanca como el corazón
que late en tu cuerpo de niña

estaria tan lejos de ti
que ya no recuerdo el momento
en que te dije por última vez
que el cielo se estaba abriendo
y se abre bajo tus pies
y quiero que vengas conmigo
a cualquier otra parte...