18 sept. 2011

Y con todo el ruido me hablabas al oído,
no paraba de pensar que en cualquier momento nos podríamos besar.

15 sept. 2011

"Durante un rato estuvimos hablando de cosas que he olvidado. O tal vez durante un rato estuvimos en silencio, yo sentado a los pies de la cama, ella estirada con su libro, mirándonos de reojo, escuchando el ruido del ascensor, como si los dos estuviéramos en una habitación a oscuras o perdidos en el campo, de noche, escuchando sólo el ruido de los caballos… Yo hubiera seguido así el resto del día.
El resto de mi vida."
- Los detectives salvajes.

8 sept. 2011

"La gente desaparece cuando muere. La voz, la risa, el calor de su aliento, la carne y finalmente los huesos. Todo recuerdo vivo de ella termina. Es algo terrible y natural al mismo tiempo. Sin embargo hay individuos que se salvan a esa aniquilación, pues siguen existiendo en los libros que escribieron. Podemos volver a descubrirlos. Su humor, el tono de su voz, su estado de ánimo. A través de la palabra escrita pueden enojarte o alegrarte. Pueden consolarte, pueden desconcertarte, pueden cambiarte. Y todo eso pese a estar muertos. Como moscas en ámbar, como cadáveres congelados en el hielo, eso que según las leyes de la naturaleza debería desaparecer se conserva por el milagro de la tinta sobre el papel. Es una suerte de magia."

- Diane Setterfield, “El cuento número trece”.