23 oct. 2012

Está claro que cuando se abre la boca antes de tiempo, la cagas. Y la magia que envolvía todo, se destruye y los sueños que parecían cumplirse se derrumban y destruyen por completo. Así que, aunque vaya a morirme por no poder gritarlo a los 4 vientos, sólo diré que esta ciudad, esta puta ciudad, tiene algo, algo, que me está haciendo la persona más feliz de todo el puto universo. Gracias Galicia, gracias Santiago.

No hay comentarios:

Publicar un comentario