1 jul. 2012

Coge un vaso, tíralo.
Se rompe, ¿no?.
Ahora pídele perdón y dime,
¿vuelve a estar como antes?

No hay comentarios:

Publicar un comentario