26 oct. 2010

El valor de las cosas no está en el tiempo que duran, sino en la intensidad como suceden. Por eso existen momentos inolvidables, cosas inexplicables y personas incomparables.

2 comentarios:

Mirna dijo...

De ahí que un segundo pueda durar una eternidad.
Yo nunca olvidaré un minuto que a mí, me duró horas.
Desde Marte
Mirna

Kath;À. dijo...

Me encanta, es grandioso. Un abrazo.

Publicar un comentario