4 abr. 2010

- cuatro de abril



Debemos arrojar a los océanos del tiempo una botella de náufragos siderales, para que el universo sepa de nosotros lo que no han de contar las cucarachas que nos sobrevivirán: que aqui existió un mundo donde prevalació el sufrimiento y la injusticia, pero donde conocimos el amor y donde fuimos capaces de imaginar la felicidad.

4 comentarios:

Jose Antonio Bejarano dijo...

Está bien dejar siempre un resquicio a la esperanza.
Esperemos que las cucarachas sigan en sus lugares.
Un saludo, amigo

Michy Rain dijo...

Dios es precioso lo que has escrito. Nuestro mundo, con todas nuestras experiencias, penas y alegrias, con todo ello. Ese mundo es el que queremos hacer ver a los demás. Demostrar que hemos existido y hemos vivido una vida.

Te sigo sin dudarlo, muchisisisisimos besos :)

Federico M. dijo...

AMO tu blog :) seriously.
Un besito!

Maxi! dijo...

Otro blog que me flipa...añadido al mio!

Publicar un comentario